Tecnologías, restricciones y usos del agua y energía en lavadoras automáticas

Los recursos naturales no renovables como el agua, exigen cada vez más un uso responsable para las tareas cotidianas, y el caso del lavado de ropa es uno de los que más atención se les ha puesto en los últimos días, ya que es una actividad que produce mucho desperdicio de agua.

Las reglamentaciones que influyen en el diseño de áreas de lavado cada vez más consideran el uso de prácticas y tecnologías que permitan la optimización del ahorro de este líquido vital.

Si usted está pensando en adquirir un nuevo equipo de lavado es importante que considere poner atención a las diferentes características y opciones que existen en el mercado.

Pero no solo es el uso del agua, también afecta mucho en el consumo de energía por lo que a la hora de pensar en equipar nuestra casa o negocio de este tipo de equipos debemos considerar algunos de los siguientes puntos:

tecnologia-lavadorasExisten muchos tipos de tecnologías implementados en las lavadoras automáticas, cada vez más son fabricadas con equipos digitales que permiten monitorear muchos aspectos que nos ayudarán en el ahorro tanto de energía, de agua como de productos de limpieza.

Hoy en día existen equipos con sensores en 3D que permiten el ahorro de agua gracias a la inclinación del tambor de lavado y un detector de la cantidad de ropa introducida y la espuma generada.

Las lavadoras ordinarias tienen una velocidad fija de rotación y no es posible ajustar a las necesidades de carga, salvo las que cuentan con un modulador de velocidad en grados de carga, la cual suele tener no más de 3 velocidades.

Al contar con este sensor se puede conseguir la optimización del movimiento y la caída de la ropa, de esta manera se puede conseguir mayor rendimiento en la energía consumida y en el agua empleada para lavar la ropa.

Al obtener cierta inclinación el agua se reparte de una forma más homogénea entre toda la ropa contenida, el gasto promedio de este tipo de lavadoras es de aproximadamente 45 litros en todo el ciclo de lavado, mientras que una lavadora puede utilizar hasta 90 litros de agua.

Es importante tomar estas consideraciones ya que se estima que el consumo en un hogar promedio puede sobrepasar hasta los 1000 litros diarios de consumo de agua.

detergente-lavadorasPor otro lado nos encontramos con el consumo de detergente, ya que un exceso de espuma puede obstaculizar el lavado óptimo de la ropa, estos equipos regulan la espuma a base de un equilibrio entre el agua contenida y la espuma detectada.

La regulación en el consumo de agua no está aún tipificada en reglamentaciones que den pautas para tomaren cuenta límites en los excesos pero es de nuestra entera conciencia tomar parte en esto.

Pero si existe una regulación en los precios de adquisición del líquido y esto afectaría profundamente a nuestros bolsillos ya que el consumo está totalmente ligado al incremento exponencial y los costos aumentan hasta un 150% sobrepasando cierta cantidad.

Las recomendaciones generales pueden basarse en los siguientes argumentos:

Una familia de cuatro a cinco integrantes requiere una lavadora de 12 Kg aproximadamente ya que esto representa una carga real de unos 5 Kg

Si el interés es adquirir una lavadora que sea apta para el lavado de edredones debe tomar en cuenta que este lavado no lo hará regularmente y es mejor llevar a la lavandería este tipo de productos.

Es importante verificar la etiqueta amarilla que trae las indicaciones del consumo de energía y compararla con otras del mismo calibre, este consumo viene tipificado en un record anual.